¿Qué es splitcoin? – Conoce a cinco hard forks del Bitcoin

Bitcoin emergió en 2009 como la primera criptomoneda de la historia. Con él, por primera vez se hizo posible enviar cantidades de un punto a otro sin necesidad de mediación de un tercero, como un banco o un gobierno. Además de esta característica, absolutamente revolucionaria, Bitcoin ofrece anonimato, velocidad, costos extremadamente bajos por transacción y seguridad.

Debido a tantas ventajas sobre el dinero ordinario, no es sorprendente que la criptomoneda se haya vuelto tan valiosa durante su primera década de existencia. La época en que cada Bitcoin valía unos pocos centavos ya pasó, y ahora su valor está en miles de dólares.

Con millones de dólares entrando en este mercado y su popularización en todo el mundo, han surgido criptomonedas competidoras, que intentan aportar mejoras o innovaciones en relación con el Bitcoin original. Entre esas, hay dos tipos.

  • Altcoins: son criptomonedas creadas con nueva arquitectura, código, funcionalidad e incluso propósitos distintos. Algunos de ellas tomaron prestados algunos aspectos del código original del BTC; otros fueron programadas literalmente desde cero. Entre las más famosos están Ethereum, Dash, Monero, EOS.

Aprende más sobre ellas en el artículo: ¿Por qué invertir en Altcoins?

  • Splitcoins: son divisiones (hard forks) del Bitcoin original. Utilizan la arquitectura y el código de BTC, pero aportan innovaciones oportunas en aspectos de la moneda, como el tamaño de los bloques, el proceso de minería, el anonimato, etc.

A continuación, el blog de Cripto InterCambio responde lo que es splitcoin y enumera sus principales ejemplos.

¿Qué es splitcoin? Conozca a las principales

1.     Bitcoin Cash (BCH)

Bitcoin Cash (BCH) es el mayor hard fork del Bitcoinoriginal en términos de capitalización de mercado, con un valor estimado de más de 8.000 millones de dólares. Actualmente, una unidad de BCH cuesta poco más de $400 USD.

Nacida en 2017, esta moneda se hizo rápidamente popular en el criptomundo por ofrecer las mismas ventajas que el Bitcoin original: anonimato, seguridad, transacciones baratas, velocidad y descentralización.

Sin embargo, su principal diferencial es su mayor capacidad de procesamiento. En el BTC, cada bloque de transacciones validado tiene un tamaño máximo de 1MB, mientras que en el BCH es de 8MB. Esto hace que la velocidad de las transacciones sea mucho más rápida que la de su hermana mayor, cuyas transacciones suelen tardar más de 10 minutos en completarse.

Echa un vistazo a un completo análisis sobre el BCH en nuestro artículo: ¿Qué es Bitcoin Cash?

2.     Bitcoin SV (BSV)

Bitcoin SV es la criptomoneda con la mayor ganancia de valor en el año 2020, habiendo subido más del 100% en un solo día. Con esto, se ha convertido en la quinta moneda más importante en términos de capitalización del mercado, con un valor de unos 6.000 millones de dólares. Ahora mismo, un BSV cuesta unos 340 dólares.

El BSV vino de un hard fork de Bitcoin Cash. Su creador, Craig Wright, afirma que algunos cambios en el código del BCH habrían deformado la idea contenida en el Bitcoin original. Por lo tanto, el acrónimo «SV» – que significa Satoshi Vision, (Satoshi Vision, en portugués). La idea es una restauración del proyecto BTC, que ofrece un potencial de escalabilidad aún mayor que los otros dos proyectos, además de menores costos de transacción.

3.     Bitcoin Gold (BTG)

El Bitcoin Gold (BTG) es otro hard fork del Bitcoin original, y nació en el año 2017. Esta criptomoneda nació con el propósito de aportar innovación en un aspecto en particular: la minería.

Aunque el Bitcoin original está descentralizado, en el sentido de que no hay una autoridad central para mediar todas las transacciones, su proceso minero tiende a la centralización. Como su red es muy grande, se necesitan ordenadores muy potentes para validar los bloques. Como resultado, la minería del BTC original hoy en día es realizada casi exclusivamente por grandes inversionistas.

BTG resolvió este problema insertando un nuevo algoritmo de minería – el Equihash-BTG. Con él, cualquier usuario individual puede minar Bitcoin, y la red tiende a estar menos centralizada. Con un valor estimado de capitalización de mercado de 224 millones de dólares, es actualmente la 39º criptomoneda más grande. Su valor es de aproximadamente 12,70 dólares.

4.     Bitcoin Diamond (BCD)

También creado en 2017, el Bitcoin (BCD) es actualmente la 47ª criptomoneda más grande en capitalización de mercado, con un valor estimado de 171 millones de dólares. Una unidad de BCD vale alrededor de $0.92 USD.

Al igual que los otros hard forks, esta splitcoin surgió para intentar resolver algunas de las fragilidades del Bitcoin original, como la velocidad de las transacciones y la centralización de la minería.

Utilizando un algoritmo de prueba de trabajo (PoW) llamado X13, BCD garantiza la descentralización de su proceso de extracción, haciendo que el proceso también sea posible para los usuarios individuales. Además, sus bloques de transacciones son más grandes, lo que asegura una mayor escalabilidad a la red BCD.

5.     Bitcoin Private (BTCP)

El BTCP vino de una mezcla inusual. Es un hard fork del Bitcoin original que usa el código de otra criptomoneda, Zclassic. Actualmente, esta splitcoin tiene un valor de capitalización de mercado de unos 884.000 dólares, con un costo de unos 0,18 dólares por unidad. Con esto, es la 949ª criptómeda más grande, muy por debajo de las splitcoins citadas.

Creada en 2018, uno de sus principales objetivos es hacer que la red de Bitcoin sea más descentralizada. Para ello, pidió prestado el código de minería de Zclassic. Además, permite el envío completamente anónimo, con una opción de envío através de claves privadas.

Conclusión: las splitcoins diversifican el mercado de criptomonedas

Como hemos visto, hay splitcoins más o menos exitosas. Apostando por la escalabilidad como principal diferencial, splitcoins como Bitcoin Cash y Bitcoin SV se mantienen firmes en el top 10, y compiten en el mercado con las altcoins más grandes del criptomundo.

Aportando la fiabilidad del proyecto original de BTC con algunas mejoras, prometen a sus inversores una amplia adopción en un futuro próximo. ¿Pueden reemplazar el Bitcoin original? Eso es lo que veremos en los próximos años.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Zeen is a next generation WordPress theme. It’s powerful, beautifully designed and comes with everything you need to engage your visitors and increase conversions.

Más artículos
Binance 2.0: Presentación del Comercio de Margen